miércoles, 2 de diciembre de 2009

Yo estoy muy hecha mierda, pero tengo a quien salir: hoy madre estaba aburrida y con hambre y decidió descongelar dos panes que teníamos en el freezer. Los pone en un plato, abre el microondas y aprieta el mismo botón que me vió apretar a mi hace un par de semanas (palabras de ella) cuando intentaba descongelar unas milanesas de soja. Siguió con sus quehaceres y, haciendo corta la historia, cinco horas después, tengo en toda mi casa humo y un olor a quemado que no se puede creer.

Y yo que me sentía mal por lo mal que me va cocinando..

7 comentarios:

Paula y punto. dijo...

Yo no sé que epifanía tuve una tarde, que me pareció coherente mezclar harina, azucar, leche, manteca y cacao para hacer una TORTA AL MICROONDAS.

Salió re seca y la quise arreglar con... wisky.

Tremendo.

valentina dijo...

avisale que no meta un huevoooo!!!!!!!

La Criatura dijo...

si sabes hacer un bife, para mi ya estás.

Tomás Münzer dijo...

Qué desastre, pero, bueno, se puede compensar eh, mientras sepan calentar otras cosas :P

ene dijo...

Paula y punto: Quizas no la pudiste arreglar pero tremendo pedo que te habras agarrado!

Valentina: No! Por que?? Me agarró la intriga y ahora quiero hacerlo a ver que pasa

Criatura: Si señor, vuelta y vuelta..

Tomas: Jajaja. Pensamos parecido ud y yo

La Criatura dijo...

no me digas que también haces buenas tortillas

ene dijo...

Criatura: Lamentablemente no, pero estoy practicando